EXIT Revista Trimestral de Imagen y Cultura: #53 Desnudos

27 02 2014

exit53

Febrero / Marzo / Abril 2014
176 pp. / 132 reproducciones en b/n y color

Evan Baden, Alvin Baltrop, Elina Brotherus, Yasmine Chatila,
Paz Errázuriz, Elliott Erwitt, Jorge Fuembuena, Cristina Lucas,
Naomi Harris, David Hilliard, Nadav Kander, Paul Kooiker,
Mona Kuhn, Adeline Mai, Malerie Marder, Rafael Navarro,
Margo Ovcharenko, Cheryl Sourkes, Bill Sullivan, Spencer Tunick,
Olivier Valsecchi, Jesús Ubera, Shen Wei

¿Cómo se enfrentan los fotógrafos actuales al género del desnudo?

Un cuerpo, solo, desnudo, sigue significando varias y contradictorias ideas al mismo tiempo. Desnudo se usa como sinónimo de sincero, la verdad desnuda; sin maquillajes, sin tapujos. Se desnudó ante todos, se confesó abiertamente, no dejó nada oculto. Pero la realidad de un desnudo físico parece que siempre es sospechosa de ocultar algo. En la historia del arte no hace falta decir que abundan los desnudos de todo tipo, pero según avanza el tiempo los desnudos son menos abundantes y su inocencia desaparece casi por completo.

La fotografía ha sido desde su nacimiento la gran mirada impúdica. Con el asentamiento de la fotografía como lenguaje artístico, los verdaderos artistas se han olvidado de ese culto a la belleza de almanaque, y han surgido otras miradas que miran el cuerpo mas allá de sus connotaciones sexuales, sensuales e incluso estéticas.

Desnudo y desnudos, sin ropa, desnudados, solos o en grupo, en un paisaje o en la ciudad. La fuerza del hecho de desnudarse. El cuerpo mostrado y ocultándose, el cuerpo herido, el cuerpo viejo, vivido, el cuerpo del hombre en igualdad de condiciones que el de la mujer. El fin de la belleza como tópico, la idea de que otro tipo de belleza es no sólo posible, sino necesaria. Las imágenes que se han incluido en EXIT #53 nos alejan de los estereotipo de la fotografía de desnudos, de esa fotografía aburrida llena de cuerpos perfectos, de ese mundo vacío diseñado para el amante y para el voyeur. Redescubrimos la belleza real. Y como novedad absoluta la gran abundancia de mujeres que miran y que construyen conceptos con los cuerpos desnudos. La fotografía es sin duda alguna la práctica que más ha trabajado sobre el desnudo, pero queda ya lejos esa idea, anacrónica hoy en día, del fotógrafo y la modelo. Ahora el artista, el fotógrafo, busca la belleza no sólo detrás de la ropa, sino debajo de la piel.

DISPONIBLE PER A CONSULTA A LA BIBLIOTECA DE BELLES ARTS

 


Actions

Information